¿Y esto de qué va?

Año 210 a.C.

Segunda Guerra Púnica, Roma contra Cartago, un terrible conflicto que abarcó todo el Mediterráneo Occidental. La pugna entre estas dos grandes potencias movió ejércitos de miles de hombres, gestó la épica, grandes batallas y nombres que pasaron a la Historia…

Pero aquí nos ocuparemos de otro tipo de conflictos enmarcados dentro de la misma guerra.

Serán aquellos protagonizados por hombres anónimos, pequeños grupos de combatientes cuyo trabajo no fue menos difícil ni menos importante para el desarrollo de la guerra. Realizaron acciones como eliminar grupos de forrajeo enemigos, controlar la retaguardia y limpiarla de bandidos, temerarios golpes de mano…

Con ¡¡Ad Portas!! podemos representar todas las acciones en las que estén implicadas un número reducido de guerreros y soldados.

martes, 18 de enero de 2011

Las escalas

La entrada de hoy va dedicada a  las escalas en las que se juega.
Hay que empezar indicando que la mecánica del juego no se ve en absoluto afectada por la escala en la que se quiera echar unas partidas al Ad Portas!! 
Una vez indicado esto podemos continuar.
Al Ad Portas!! podemos jugar con miniaturas de 28-30 milímetros y con miniaturas de 15 milímetros.
Si jugamos con miniaturas de 28-30 milímetros las distancias que se empleen estarán a una escala de 1:200, jugando en un tablero cuadrado de 120 centímetros de lado. Así el movimiento de una miniatura que represente a un humano será de 15 centímetros.
Si jugamos con miniaturas de 15 milímetros las distancias que se empleen estarán a una escala de 1:400, jugando en un tablero cuadrado de 60 centímetros de lado. Así el movimiento de una miniatura que represente a un humano será de 8 centímetros. En este caso se produce cierto redondeo, al alza siempre, en las medidas para evitar discusiones vanas con medios centímetros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada